Qué pasos deben seguir las empresas para lograr una exitosa migración a la Economía Digital

Ninguna industria queda afuera de esta transformación que permite revalorizar productos y servicios, y ampliar la oferta, pero que también requiere de un cambio cultural para no caerse en el intento. Por Alejandro Bianchi, presidente de Liveware IS.


Alejandro Bianchi, presidente de Liveware IS

El concepto de “Economía Digital” tiene que ver con el valor de la información digitalizada y los nuevos modelos para monetizarla, pero también -y sobre todo- con una nueva manera de hacer negocios, tanto de bienes como de servicios, basándose en tecnología digital. Las nuevas tecnologías como la computación móvil y la de la nube, Big Data, Inteligencia Artificial, entre otras han facilitado un crecimiento de aplicaciones y plataformas que hacen de la Economía Digital un camino sin retorno.

Ninguna industria queda al margen de esta transformación que permite que los clientes dispongan de nuevas maneras de adquirir productos y/o servicios con ventajas en precios y velocidad de acceso. La Economía Digital le permite generar a las empresas una nueva propuesta de valor para sus clientes, y al mismo tiempo optimizar sus procesos operativos, mejorando el rendimiento y la calidad de su oferta, sin dejar de mencionar las posibilidades de crear ecosistemas que amplíen su porción de mercado con nuevos productos y servicios digitales.

Un ejemplo es Samsung, una empresa de productos electrónicos que ofrece relojes inteligentes con servicios de cuidado de la salud para deportistas a través de facilitar dietas, el seguimiento de las mismas y la evaluación de los resultados. Su alianza con empresas de salud y de rendimiento deportivo le permitió a la empresa surcoreana crear un ecosistema que agrega valor a su producto, a través de la integración de una plataforma digital.

El riesgo de no transformarse

Claro que esta ola transformadora también supone un riesgo, porque la tecnología permite innovar de tal manera que aquella empresa que no tenga una estrategia digital clara, es muy probable que su continuidad en el mercado esté en serio riesgo. Si bien en algunas industrias el cambio puede ser más lento que en otras, a todas les llega el momento de embarcarse en él. La razón es sencilla: los clientes buscan cada vez mejores experiencias y no están dispuestos a postergar sus nuevas necesidades o resignar los beneficios que la tecnología, que tienen en sus manos, les puede brindar.

La clave está en entender que el cambio no es solo tecnológico, porque no se trata de hacer lo mismo de siempre, pero con nuevos elementos sino de hacerlo mejor, más eficiente, con mejor tiempo de salida al mercado y dando la mejor experiencia al cliente. Todos los rubros deben pensar en una estrategia digital que no solo considere la tecnología, sino que también contemple el cambio cultural que estas nuevas tecnologías traen aparejado, porque el cambio no solo es para los clientes, sino también para los propios empleados.

Estrategias para una migración exitosa

De poco puede servir querer imitar a gigantes como Netflix, Uber o Amazon, sino que lo más conveniente es que cada organización interprete su contexto, defina sus metas y elabore una hoja de ruta para lograr un cambio efectivo y robusto. A grandes rasgos, los pasos esenciales que debe llevar adelante toda organización son:
En primer lugar, se debería evitar el querer imitar a Netflix, Amazon, Uber o cualquier de las empresas que son emblema de la Transformación o Economía Digital. Cada organización debe entender su contexto, definir sus metas y elaborar una hoja de ruta para lograr un cambio efectivo y robusto. Si tuviese que sintetizar una serie de pasos, diría que los siguientes son los esenciales:

  1. Entender su negocio y su mercado.
  2. Analizar el contexto actual. No es lo mismo nacer digital que tener que transformarse. En el último caso, es necesario romper con la inercia de años de sistemas y tecnología legada con procesos de negocios vetustos y una cultura orientada a productos/servicios.
  3. Hacer un gap de análisis organizacional y técnico para, junto con el contexto, entender en dónde estamos y dónde quisiéramos estar.
  4. Elaborar una estrategia digital basada en poner al cliente en el centro del negocio e identificar indicadores claves para saber cuándo hemos alcanzado nuestros objetivos.
  5. Diseñar una arquitectura digital tanto técnica como del negocio, la cual debe considerar cuatro capacidades digitales fundacionales: integración de datos y procesos, toma de decisiones basada en Analytics, integración de IT con el negocio, (Agilidad) y entrega continua de soluciones, (proceso de desarrollo basado en DevOps).
  6. Crear la hoja de ruta pensando en el largo plazo, pero proveyendo soluciones en forma continua alineadas a la estrategia definida.
  7. Revisar cada entrega para aprender y ajustar la hoja de ruta para las etapas siguientes.

Para estos pasos es importante tener en cuenta:

  1. La convivencia de los sistemas legados con las nuevas tecnologías. Aprovechar las ventajas de métodos que apunten a lograr un desacople digital.
  2. Utilizar técnicas de experimentos para probar tecnologías. Se debe estar preparado para los fracasos, pero también para aprender de ellos.
  3. Conformar un equipo multidisciplinario para el desarrollo del proceso de transformación que tenga buena comunicación con IT y con el negocio.
  4. No hay Economía Digital sin una concepción de organización centrada en Datos. Invierta en diseñar su plataforma de explotación de información. Puede marcar su diferencial frente a la competencia.
  5. Invertir en comunicación de manera continua, teniendo en cuenta que esto implica un cambio cultural en donde cambiarán las maneras de trabajar, surgirán nuevos roles, otros desaparecerán y eso impacta en las expectativas y motivación de su equipo. La mejor manera de manejar el cambio será con un robusto plan de comunicación y coaching a todos los niveles.

En conclusión, este proceso no es de corto plazo, lleva tiempo y recursos, pero hay soluciones que pueden aplicar empresas medianas y pequeñas que están al alcance de sus presupuestos. Las soluciones del mundo Open Source abren un abanico muy amplio de posibilidades que puede ser aprovechado por las Pymes.

Tags: , , ,

Agencia
2 marzo, 2020

Voces expertas sobre PyMEs en tiempos de virtualización

Lorena Diaz Quijano y Carlos Mazalán compartirán el 14 de mayo una charla sobre Cómo desarrollar negocios en el …

Seguir leyendo //

La ciberseguridad en PyMEs depende de la capacitación de sus empleados

Escribe Andrea Fernández*- Las amenazas que están directamente relacionadas con el robo de datos corporativos han ido en franco …

Seguir leyendo //

La crisis después de la crisis: anticipando los conflictos legales de las empresas

Escribe Julian G Cosso*- Nos encontramos en pleno proceso de tránsito, en la calma que antecede al huracán (como …

Seguir leyendo //

Lo que una PyME debe conocer del mundo digital

SUMATE a la la conferencia que este miercoles 15 de abril 2020, a las 16 horas, vía Zoom, se …

Seguir leyendo //