Futuro del trabajo: el 58% cree que mejorará su calidad de vida laboral

El dato se desprende de un estudio exclusivo realizado por la Universidad de San Andrés junto a Microsoft Argentina. Según la encuesta, para las personas lo difícil es parar de trabajar: el 75% siente que lo hace más que antes, mientras que el 56% se siente más productiva.


Microsoft Argentina presentó junto con la Universidad de San Andrés el estudio: “Futuro del trabajo: las prácticas que la pandemia cambió para siempre” que analizó los cambios que se producen en el trabajo, en el liderazgo y en las dinámicas comunicativas en el actual contexto de trabajo remoto masivo. También se presentaron casos exclusivos de Bayer y Tenaris que compartieron sus percepciones en torno a lo que viene.

“Vivimos durante los últimos meses una aceleración de la transformación digital con gran impacto en la manera de trabajar. Todo lo que pensábamos para el Futuro del trabajo se adelantó, mientras acompañábamos a nuestros clientes a incorporar tecnología para continuar operando, y apoyábamos a nuestro equipo estando más cerca que nunca en la virtualidad. En este contexto Microsoft asume un rol crucial: el de proveer las herramientas y plataformas que permiten a cualquier tipo de organización desarrollar la capacidad digital necesaria para enfrentar los nuevos desafíos y seguir operando en un mundo de todo es remoto”

Fernando López Iervasi, gerente General de Microsoft Argentina.

“En muchas compañías, lo remoto llegó por primera vez mientras que en otras se profundizó, pero no tenemos dudas en que va a permanecer y que el espacio de trabajo será híbrido. El estudio es clave para entender cómo impactó la pandemia, y cómo la tecnología puede contribuir a resolver las nuevas necesidades y los desafíos de las organizaciones. Hoy el foco está puesto en las personas, pero ya no en saber si son o no productivas, sino en su bienestar. La preocupación pasa por entender cómo ayudar a los equipos a lograr un equilibrio entre su vida personal y laboral”

Silvina Uviz D’Agostino, directora de Recursos Humanos de Microsoft Argentina.

“La cuarentena significó un cambio de paradigma en relación a la incorporación del trabajo remoto como la forma habitual de trabajar. Logró cambiar la mentalidad de gente que no creía que esto fuera posible, que era poco efectivo o que lo percibía solo como un ‘beneficio’. Vemos que el trabajo remoto llegó para quedarse”

Sebastián Steizel, Profesor de Comportamiento Organizacional de la Escuela de Negocios de la Universidad de San Andrés.
  1. El trabajo – Se rompe el mito que indicaba que la gente trabaja menos

Según datos del estudio, se rompe el mito que sostiene que la gente trabaja menos desde sus casas o que hay trabajos que no se pueden hacer en forma virtual. Por el contrario, lo difícil es parar de trabajar: el 75% de las personas siente que trabaja más mientras que el 56% se siente más productiva. Asimismo, trabajar resulta más complejo que antes ya que el 43% de los encuestados dijo que coordinar tareas con otras personas es más difícil y el 41% afirmó que resolver problemas de manera virtual se vuelve más complicado.

La falta de vínculos y contacto personal surge como problema ya que hay una mayor sensación de desconexión con los compañeros (62%) y con la organización (46%). En cuanto a la calidad de vida laboral en el trabajo remoto hay cierta polarización, ya que el 48% cree que es peor, el 15% que es igual y el 37% considera que es mejor. Sin embargo, la mayoría de las personas encuestadas (70%) se siente cómoda y a gusto trabajando en forma virtual.

Gráfico I: El trabajo comparado con la situación previa
  1. Liderazgo – El principal desafío fue la contención emocional

Durante las entrevistas realizadas a directores de Recursos Humanos, se mostraron más preocupados por la contención emocional de sus equipos que por la productividad. Durante la cuarentena, el principal desafío fue asegurar el bienestar emocional de las personas más que el desafío de la virtualidad. Entre un cuarto y un tercio de las personas tienen una menor sensación de control y disponibilidad por parte de sus líderes, mientras que, el 60% no evidenció cambios en el comportamiento de sus líderes.

Gráfico II: Liderazgo comparado con la situación previa
  1. Las reuniones – La nueva puntualidad

La puntualidad fue un valor destacado que contribuyó a aumentar la productividad. El trabajo remoto genera una mayor facilidad para participar en reuniones ya que pueden incluirse a más personas ubicadas en diferentes puntos geográficos. Según el estudio, actualmente las reuniones son: menos espontáneas y más agendadas que antes (55%), hay una mayor cantidad de reuniones programadas (70%), son más productivas (57%) y están más focalizadas ya que el 54% afirma que en ellas se habla menos de temas informales y personales.

La tecnología como medio no afectó negativamente la dinámica de las reuniones: el 54% siente que puede participar igual que antes y el 35% siente que puede hacerlo más que antes.

Gráfico III: Reuniones comparado con la situación previa
  1. Comunicación – Descubrir y usar herramientas que ya estaban

Las herramientas de comunicación —aplicaciones para realizar videollamadas, chat, correo o plataformas colaborativas— ya existían en las organizaciones, sin embargo, las personas no las usaban en su totalidad. Durante la cuarentena hubo pocas incorporaciones y la presencialidad fue reemplazada en su mayoría por el uso de videoconferencias y chat: el 92% de las personas afirmó que usa más que antes las videollamadas y el 79% dijo que usa más el chat. También se ve un incremento de otras herramientas: el 63% usa más plataformas colaborativas, el 41% usa más redes sociales corporativas mientras que el uso del correo electrónico se mantuvo ya que sólo el 29% de las personas afirmó usarlo más que antes.

Gráfico IV: Uso de herramientas de comunicación comparado a la situación previa
  1. Futuro híbrido – La pregunta que viene: ¿para qué ir a la oficina?

    La mayoría de los directores de Recursos Humanos expresó que está planificando entre dos y tres días de trabajo remoto por semana. Se viene un trabajo híbrido que será flexible según las necesidades de cada equipo. Se están reacondicionando los espacios o desprendiéndose de oficinas para acomodarse a esta realidad donde habrá menos puestos “personalizados”.

Hay una valorización del contacto informal, comunicacional y espontáneo. Se está pensando para qué habrá que ir a la oficina.

De cara al futuro el estudio concluye en que hay optimismo y una creencia en que habrá una mejor calidad de vida laboral. Respecto a las herramientas de comunicación, se utilizará más tecnología que antes: más videoconferencia (84%), más chat (68%) y más plataformas colaborativas (61%).

En cuanto al trabajo: la gran mayoría (87%) desea a futuro tener un 50% o más de trabajo remoto, más de la mitad de las personas (55%) cree que va a ser más productiva que antes y el 58% cree que mejorará su calidad de vida laboral. En cuanto al liderazgo, la mayoría de las personas no sienten que en la nueva realidad futura se vayan a afectar las relaciones con jefes (73%) y con colegas (58%).

Gráfico V: Perspectivas sobre el trabajo

Conclusiones

• Las personas visualizan con optimismo el futuro del trabajo
• El trabajo remoto y las tecnologías digitales generan la creencia de que va a mejorar la productividad y la calidad de vida laboral.
• El futuro del trabajo será digital con una relación híbrida entre virtualidad y presencialidad.
• Preocupa más el burn out que la productividad.
• El desafío pasará por trabajar sobre la empatía, el vínculo social y la distancia emocional. Establecer una nueva conexión social en contextos híbridos.

Los datos del estudio realizado por la Universidad de San Andrés están en línea con los principales hallazgos del Índice de Tendencias Laborales de Microsoft. Según datos de la última edición difundida en septiembre de 2020, las causas de estrés difieren según el tipo de trabajo: Para los trabajadores de primera línea, lo que más estrés genera en el lugar de trabajo es la preocupación por contagiarse de COVID-19 mientras que los trabajadores remotos dijeron que lo que más estrés les genera es la falta de separación entre el trabajo y la vida personal y sentirse desconectados de sus colegas.

Después de seis meses hay más comunicaciones y menos límites:

Los patrones de uso en Teams muestran que las personas están en más reuniones, toman más llamadas ad hoc y manejan más chats de lo que hacían antes de la pandemia. También se incrementaron los chats después del horario de trabajo o los chats entre las 17 y las 00hs. La falta de traslados puede que perjudique y no ayude a la productividad de los trabajadores remotos.

Según estudios de Microsoft Research, el traslado al trabajo ayudaba a mantener los límites. La meditación puede ayudar a combatir el estrés durante la jornada laboral: El 70% de los encuestados dijo que la meditación podría ayudar a disminuir el estrés relacionado con el trabajo.

Tags: , , , ,

Agencia
5 octubre, 2020

Los líderes de esta hora deben sumar a sus cualidades, la empatía y amplia mirada de género

Workana, la vasta plataforma de conexión entre freelancers con empresas de América Latina, relevó en su más reciente reporte …

Seguir leyendo //

El impacto de la aceleración digital express

El 2020 ha demostrado ser un año desafiante para todas las áreas de los negocios, pero sin dudas los …

Seguir leyendo //

En cuarentena etermax no detiene su juego y espera crecer 45% más este 2020

etermax -la creadora de juegos como Preguntados y Apalabrados- espera crecer 45% en 2020 y contrata un empleado cada …

Seguir leyendo //

Fernando López Iervasi es nuevo gerente general de Microsoft Argentina

Microsoft anuncia la designación de Fernando López Iervasi como gerente general para Microsoft Argentina, posición en la que será …

Seguir leyendo //