India es increíble y Argentina busca competirle en software

India es increíble, dice la frase de la oficina de turismo para atraer a los visitantes extranjeros. La recordó este primer viernes de mayo de 2012 el informático argentino, Marcelo Espejo, al describir cómo es su vida allá como director de un laboratorio de desarrollo de software de la empresa ShipNet, en la ciudad de Chennai. La industria del software y los servicios informáticos (SSI) más los procesos de outsourcing de negocios externos (BPO) registran índices de notable crecimiento. De ser apenas el 0,62% del PBI en 1994, SSI+BPO suman hoy el 7,1% del producto bruto de la India. Y la rampa de crecimiento sube exponencial,  sumando cada año 250.000 nuevos empleos, el equivalente al total de empleados directos del SSI de la Argentina en estos días.  

 

India es increíble: los olores más nauseabundos se mezclan con los perfumes más exquisitos. ¿Cómo integrar en la mentalidad de un argentino contemporáneo un país que es a la vez un subcontinente? Una nación con 1200 millones de habitantes, que viven entre la dualidad de la extrema pobreza y el afán por tener el último dispositivo high tech. Un país donde la corrupción es altísima, pero también un estado donde 8% de la población salió de la pobreza desde 2007 a esta parte. Un país que es la novena economía del mundo, pero donde no hay infraestructura de caminos, trenes o DNI. Si, no hay un sistema nacional de identidad de los ciudadanos…

 

India es increíble: 5000 años de historia continuada y eso pesa; ninguna mujer se pondrá pantalones o ropas occidentales. Hay cinco castas y aunque esas diferencia no se aprecien en el ámbito de trabajo, nadie hará matrimonio con alguien de otra casta. Entre los empleados del laboratorio -cuenta Marcelo Espejo- había una mujer en vísperas de tomar licencia por maternidad y quise saber si, al estilo de como acostumbramos en Argentina, ella sabía el sexo del bebé por nacer. La mujer me respondió extrañadísima que no. Y Espejo aclara que ninguna madre buscaría esa información, acaso porque si el bebé fuera una niña, en ciertos lugares pueden optar por no tenerlas o abandonarlas para no pagar después la dote.

India es increíble. Al concluir el día de trabajo el más destacado integrante del laboratorio que dirige Espejo sale a la realidad india y toma el transporte más viejo y destartalado que pueda imaginarse. El más apretujado viajero de un bondi porteño es cofrade de los millones de indios que a diario van y vuelven a sus hogares. Y en materia de trenes, aunque los ingleses le dejaron un sistema que aún funciona, el más curtido de los que viajan colgados de una máquina diésel del suburbano Roca, lo pensaría antes de subirse a su similar indio. Tampoco hay suficientes autopistas, porque numerosas rutas semejan manchas aisladas de pavimento en los caminos…

 

India es increíble: Si uno pusiere toda la América Latina dentro de la Argentina; eso sería la India. Un subcontinente donde cualquier fábrica que se instale lograría millones, porque ese es el número de su mercado, aún el más pequeño. Pero no es fácil radicarse en la India. Su industria SSI y BPO cuenta con 2.500.000 empleados directos y otros 8,3 millones de empleos indirectos. Argentina suma unos 250.000 de empleos directos, luego de 40 años de historia. India cuenta con varias ciudades fuertes en SSI, comenzando por Bangalore, que ocupa el primer lugar en un ranking mundial. Ranking en el que Buenos Aires está 13, detrás de seis ciudades indias, comenzando por la citada Bangalore, Mumbai, Delhi, Chennai, Hyderabad y Pune.

 


India es increíble. Es la sociedad del contraste, dice Marcelo Espejo y agrega: Rápidamente advertí que no debía tratar de entenderla. A poco de llegar a mi puesto se presentó un hombre vestido de blanco que, tras un saludo militar, me preguntó si quería agua. Le respondí que no. Insistió varias veces en el día hasta que al fin acepté, ya fastidiado, y no se imaginan cómo le iluminó el rostro, la alegría que sintió por alcanzarme un vaso de agua. Ahí comencé a comprender que ése era su trabajo. En general hay más de una persona para hacer la misma actividad. Es el modo en que se subsidia a la población, dándoles empleo y recordemos que son 1200 millones.

 

India es increíble, pero si es complejo entenderla, bienvenidas algunas aproximaciones, para saber por qué son tan buenos en software, algo que la Argentina quiere emular ¿Por qué no? Y las brindó Carlos Pallotti, presidente honorario de la CESSI y gestor de esta charla, luego de que en un reciente viaje profesional a la India visitó a Espejo en su laboratorio y lo comprometió para este encuentro. Para describir esos contrastes, Carlos Pallotti tomó en consideración ciertos índices de la India comparados a los de China, Argentina y Bolivia. Una mayoría se sentirá extrañado de estas comparaciones, pero describen a la India y también a la Argentina en ese contexto y el sueño de fortalecer la extraña flor del software nacida en estas latitudes. India lo hizo y con cualidades comparativas mucho menos favorables.

 

 

India es increíble. La mayor parte de su PBI sigue siendo la agricultura. Pero un tipo de producción agrícola muy básica y en torno del arroz, realizada de modo primitiva y en terrenos pequeños, explica Marcelo Espejo. Y aquí surge otro de los contrastes: los analistas estiman que este 2012 el 25% de las exportaciones indias será SSI y eso dice dos cosas: la fortaleza de ese crecimiento por costos y disponibilidad de RRHH y, al mismo tiempo la debilidad del resto para competirles. En la India estudiar es muy prestigioso y la población anhela capacitarse. Saben que esa es la vía para crecer, particularmente en el campo de las TICs. Otro dato sobre el SSI: de todo cuanto produce, el 71% se exporta y ello le significa ingresos por unos u$s 20.000 millones.

 

 

India es increíble: Teníamos el caso de un joven que anticipó que se retiraba. Era un joven muy tímido, pero muy bueno. Me explicaron que venía de una familia muy humilde de un pueblito alejado.  Cuando le pregunté por qué renunciaba, me dijo que iba a otra compañía para ganar más. ¿No hay otra razón de disconformidad? No, se apresuró a responder. ¿Y si mejoramos el sueldo hasta esos 500 dólares mensuales que desea ganar? Por supuesto que sigo aquí. El caso era que un sueldo de 500 dólares triplicaba el ingreso de toda su familia en un mes y eso pesa mucho para seres tan ligados a la familia, como son los indios por su cultura milenaria.

 

 

India es increíble: Hay ciudades que se han tornado en IT hubs. Bangalore es el centro del SSI; es la ciudad en la que empezó el fenómeno del SSI. Fue consecuencia de la alianza que sellaron la empresa india Tata con la Burroughs. Chennai es la segunda ciudad tic´s. La mayoría de la industria está en el sur de la India. Y el fenómeno paralelo es que quienes quieren radicarse van hacia las ciudades chicas del sur, donde los costos son menores. ¿Qué es una ciudad chica? De alrededor de 500.000 habitantes. India, como nación subcontinente, alberga a 28 estados y cada uno con una lengua propia, una fuerte cultura propia, de modo que cada uno es un país. Un subcontinente donde solo poco más de un 60% sabe leer.

 

India es increíble. Adivinen qué porción de la población india es vegetariana, interrogó Marcelo Espejo. En el auditorio unos dijeron 80, otros un 25% de la población y para asombro de la tan divulgada imagen vegetariana de los indios… solo un 10% de la población lo es y parece concentrarse en la casta de los brahmanes, de religión hinduista. La mayoría india es omnívora y en ese gigantesco universo el precio de la comida es comparativamente menor al que se paga por iguales artículos en la Argentina. Carlos Pallotti se agrega al comentario y reflota el famoso Índice Big Mac, donde el valor de la hamburguesa es allá de u$s 1.62, o sea un tercio del precio en la Argentina.

 

 

India es increíble. ¿Cuán caro es contratar o despedir personal? La novena economía mundial tiene una enorme informalidad y pocas legislaciones restrictivas; con tres meses de indemnización ya está acordado el despido. La cultura impone que la gente conserve su empleo y también que resigne su cargo si entiende que lo hizo mal. En una arriesgada síntesis, India tiene muchas fortalezas, pero también unas cuantas debilidades comparativas, dice Marcelo Espejo. Fortalezas: la escala, bajos costos, muchos RRHH, habla inglés, apoyos oficiales, distribución geográfica. Debilidades: mala infraestructura, corrupción, attrition o rotación de personal alto, baja creatividad -hay mucha certificación pero poco sentido común- y reformas económicas pendientes junto a una alta inflación.

 

India es increíble. Pero Argentina es también increíble ¿no crees igual? ¿Crees entonces que podemos competirles?

 

Tags: , , , , , , ,

Epifanio Blanco
9 mayo, 2012

Jornada CESSI 2019 de transformación digital en los negocios

Este lunes 10 de junio de 2019, desde las 830hs, el Hotel Emperador será la sede del evento Panorama …

Seguir leyendo //

Avanza en el Parlamento Argentino el anteproyecto de Ley del Conocimiento

Para celebrar: la Cámara de Diputados dio media sanción al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento con …

Seguir leyendo //

Facundo Manes exhorta unir a la Argentina tras el sueño del Conocimiento

La Fundación Clementina recibió este 16 de abril de 2019 al neurocientífico Facundo Manes, para debatir sobre las oportunidades …

Seguir leyendo //

Pese a la crisis la industria del software crea más y más empleos

En un marco de recesión y desempleo creciente, la industria del software argentino registró más de 5300 nuevos puestos …

Seguir leyendo //