Investigadores argentinos ensayan nueva cura ante las maculopatías degenerativas

Investigadores argentinos ensayan una nueva vía para evitar el avance de la maculopatía degenerativa que deriva en pérdida de la visión en personas conforme avanza su edad. Los investigadores prueban con unas gotas que se elaboran a partir de ciertas frutas y también del langostino, que promueven la oxidación de la mácula y mejoran la visión.


Nex Ciencia, la publicación digital de la Facultad de Ciencias Exactas, de la Universidad de Buenos Aires (UBA), da cuenta del trabajo que vienen realizando investigadores del CONICET en el Instituto de Química Biológica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA (IQUIBICEN, UBA-CONICET).

Existen -dice la publicación- múltiples factores que, con el paso de los años, colaboran en el proceso degenerativo de la mácula: la radiación solar, la obesidad, la hipertensión, el tabaquismo, la dieta, tener antecedentes familiares de DMRE y, por supuesto, la edad.

Residuo visual

Diseño de nanopartículas con Resveratrol para el tratamiento preventivo de la degeneración macular relacionada con la edad. Gráfico: Gentileza Agustina Alaimo.

Para que la luz que llega al ojo se convierta en un impulso nervioso que viaje al cerebro y se “transforme” en una imagen, en la retina se produce un ciclo de reacciones químicas denominado ciclo visual. El funcionamiento de ese proceso cíclico genera continuamente materiales de desecho que las células de la retina se encargan de eliminar. Pero, con la edad, ese mecanismo de limpieza comienza a fallar y los residuos se acumulan y conforman una sustancia denominada lipofuscina.

“La acumulación de lipofuscina en las células del epitelio pigmentario de la retina es clave en el desarrollo de la degeneración macular relacionada con la edad”, señala Agustina Alaimo, investigadora del CONICET en el Instituto de Química Biológica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA (IQUIBICEN, UBA-CONICET)). “La lipofuscina produce especies de oxígeno reactivo que provocan estrés oxidativo en las células del epitelio pigmentario de la retina”, añade, y completa: “Por eso decidimos probar si se podía prevenir el daño oxidativo de estas células mediante un antioxidante”.

Fue así que eligieron el resveratrol, un potente antioxidante natural que está presente en numerosos vegetales, como las uvas y los frutos rojos.

En una serie de experimentos efectuados con células humanas del epitelio pigmentario de la retina comprobaron que el resveratrol protege a esas células de la acción dañina del A2E, que es el principal componente de la lipofuscina.

“Nuestros resultados muestran que el resveratrol fortalece la integridad de las células atenuando la toxicidad y el daño morfológico y fisiológico que ocasiona el A2E”, explica Alaimo. Los resultados de estos ensayos fueron publicados en la revista científica Archives of Toxicology.

Tratamiento novedoso
Además de tratar de eliminar los factores de riesgo antes mencionados, se suele recomendar una dieta rica en antioxidantes como manera de prevenir la DMRE. En cualquier caso, la forma más frecuente de DMRE (85-90% de los pacientes), llamada “seca”, no tiene tratamiento. La otra forma (“humeda”) se trata paliativamente mediante inyecciones intraoculares de anticuerpos, que deben repetirse todos los meses y que tienen un costo elevado.

“Nuestro trabajo se enmarca en un proyecto más grande que está dirigido a encapsular el resveratrol, entre otros bioactivos, para poder administrarlo de manera local como gotas oftálmicas”, revela Oscar E. Pérez, investigador del CONICET y director del Laboratorio Interdisciplinario de Dinámica Celular y Nanoherramientas del IQUIBICEN. “Además, como el resveratrol se inactiva fácilmente por oxidación, al encapsularlo se lo está protegiendo”.

El científico explica que ya lograron construir cápsulas con un diámetro menor a los 200 nanómetros (un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro): “Es el tamaño ideal para el uso oftálmico”, aclara.

Agustina Alaino, Oscar Perez, Ana Paula Dominguez Rubio

Oscar Pérez, Agustina Alaino y Ana Paula Dominguez Rubio.

También comenta que el material con el que fabrican las nanocápsulas es el quitosano, que se obtiene a partir del esqueleto de los crustáceos, como el langostino: “Estamos trabajando con el INTI de Mar del Plata. Ellos producen quitosano como un modo sustentable de tratar los residuos generados por el procesamiento del langostino”.

Pérez cuenta que el quitosano tiene propiedades que favorecen su llegada a la retina: “Por una cuestión de cargas eléctricas, el quitosano es capaz de pegarse a la esclerótica, que es la capa más externa del globo ocular, y después es como si ‘reptara’ hasta llegar a la parte posterior del ojo”, ilustra.

Mientras trabaja en el encapsulamiento del resveratrol, declara: “Ya probamos que el quitosano no es tóxico para las células del epitelio pigmentario de la retina, lo cual es muy auspicioso”.

Tags: , , , , , , , , ,

Agencia
26 febrero, 2020

Desarrollan dispositivo para detectar Covid19 con biosensores en 5 minutos

Mediante un convenio firmado entre la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), el CONICET y la empresa Gisens Biotech …

Seguir leyendo //

¿Sabías que las tortugas no siempre pudieron esconder su cabeza en la caparazón?

Evolución, adaptación y divergencia de especies: ¿Sabías que las tortugas no siempre tuvieron la habilidad de esconder su cabeza …

Seguir leyendo //

Distinguen al científico argentino Daniel Parisi y obtiene u$s 1 M su proyecto

Premian al doctor Daniel Parisi, docente e investigador del CONICET y del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), como …

Seguir leyendo //

Se evaluan 710 proyectos para combatir al COVID-19

Unidad Coronavirus: Se presentaron 710 propuestas de investigación, desarrollo e innovación para afrontar la pandemia COVID 19 Como respuesta …

Seguir leyendo //