Tecnología para desperdiciar menos comida

El desperdicio de comida es uno de los mayores problemas de la sociedad moderna. Por cada tres kilos de alimentos producidos en el mundo por lo menos uno termina en la basura. Sin embargo, en los últimos años, la tecnología ha salido al rescate, creando aplicaciones, servicios y dispositivos que ayudan a resolver parte del problema. 


food-waste-trash-USDA-1

Vivimos en un mundo donde las ocho personas más ricas del mundo poseen tanta riqueza como las 3.600 millones más pobres. La desigualdad crece y sus consecuencias afectan a muchos.

A nivel costos, por ejemplo,  la producción de la comida que acaba desechada ocupa cerca de 1.4 mil millones de hectáreas, casi un tercio de toda la tierra cultivada en el mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) destacó en un informe que en el mundo se desperdician anualmente 1.3 billones de toneladas de alimentos por año, y que si se destinara sólo el 3.25% (40 millones) del derroche en los Estados Unidos de América se podría dar de comer a 1.000 millones de habitantes del planeta que se alimentan muy precariamente.

En Argentina, se desperdician 16 millones de toneladas anuales de alimentos, a razón de 38 kilos per cápita, según investigaciones del Ministerio de Agroindustria de la Nación, a pesar de que existen cerca de 2 millones de argentinos que sufren hambre según datos del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

En el resto de América Latina los números tampoco son positivos. En Brasil, según un informe de 2012, cerca del 30% de la producción agrícola se desperdicia. De esos alimentos desperdiciados, un 44% son frutas y vegetales, un 20% son raíces y tubérculos, seguidos por los cereales (19 %) y la leche (8 %).

A pesar de que estas cifras son desalentadoras, en los últimos años se han desarrollado innovaciones como las que presentaremos a continuación para solucionar parte del problema.

Olio – Reino Unido

595f5be61500006303bfc7d6

Por el momento, la app sólo está disponible en el Reino Unido.

La aplicación funciona como una red entre aquellos que tienen comida que no pueden consumir antes de su fecha de vencimiento y los que quieren aprovecharla.

El sistema funciona así: los usuarios navegan por la interfaz para ver la oferta disponible y luego coordinar con el dueño para ir a buscarla. Los ofertantes, por su parte, suben una imagen del producto que no puedan consumir y en la mayoría de los casos no piden dinero a cambio, aunque muchas veces el “comprador” entrega algo que tenía pensado tirar. La herramienta también permite dejar opiniones y denuncias en caso de que una persona no haya cumplido con lo que prometía.

Too Good To Go – Dinamarca

La aplicación permite que los restaurantes vendan a precios bajos la comida que de lo contrario tirarían.

Cabe destacar que la comida comprada no son las sobras de lo que las personas no se comieron sino los ingredientes que fueron preparados pero que no entraron en el montaje final de los platos.

Wise Up On Waste – Reino Unido/Holanda  

Unilever-Food-Solutions-Wise-Up-On-Waste-app-design-for-mobile

La aplicación de Unilever mide la cantidad de comida que un restaurante está desperdiciando. A partir de eso, la herramienta hace posible que los funcionarios de los locales den seguimiento a los números, mostrando cómo solucionar los problemas en base a los datos proporcionados.

LeanPath, creada en Estados Unidos, funciona de manera parecida. Con esa aplicación, los chefs pueden analizar lo que producen, consumen y desperdician. La app luego ofrece soluciones para el negocio, entrenando a los interesados a través del Internet.

Fair Food Forager – Australia


Este sitio web, que también tiene una aplicación, califica a los cafés, restaurantes y tiendas de comida en base a su nivel de sustentabilidad.

Para generar esta puntuación, los creadores de la herramienta investigan y brindan datos en las siguientes categorías: desperdicio de comida, desperdicio de plástico, obtención de productos locales y abastecimiento de alimentos sustentables con el medio ambiente.

Fruta Imperfeita – Brasil

15875027_1826280847583898_8540671904255425136_o

Varios productores o agricultores acaban descartando frutas y vegetales porque están deformadas o golpeadas, incluso cuando el producto se encuentra en perfecto estado para su consumo. Pensando más allá de los estándares de belleza, en Brasil existe Fruta Imperfeita, un servicio que entrega estos alimentos “feos” y que serían descartados por los supermercados. El cliente puede pedirlos en el sitio de la empresa o incluso por WhatsApp y escoger si la cesta será de frutas, verduras o mixta.

El servicio también existe en otras partes del mundo como Portugal. Allí está Fruta Feia, una propuesta que también recoge frutas semanalmente que serían desperdiciadas por razones estéticas.

Refrigerador Family Hub – Samsung 

samsung_family_hub_fridge

Este refrigerador de Samsung puede conectarse a Internet vía Wi-Fi. Además de esto, el equipo cuenta con tres cámaras para chequear lo que falta  cuando se hacen las compras en el supermercado.

De forma similar, como parte del proyecto Waste Less, Save More (Desperdicie menos, ahorre más), Bosch presentó 20 nuevos refrigeradores, todos con cámaras a las que se puede acceder vía Smartphone. De esta forma, los usuarios pueden chequear el contenido en cualquier momento, evitando compras innecesarias.

Spray para conservar la comida – Bristol, Reino Unido

Stem Food Sprayer0

En la University of the West of England (Bristol, Reino Unido) se realizaron pruebas para prolongar la vida de los alimentos frescos utilizando un spray que mata la bacteria responsable de echar a perder la comida sin alterar su sabor o aspecto.

Red plato lleno – Argentina
plato-lleno-logo

Plato Lleno es una red de voluntarios que se dedica a recolectar la comida sobrante de distintos eventos con los que se vincula para luego donarla a comedores, merenderos y otras instituciones que necesiten ayuda. El proyecto nació hace seis años en Buenos Aires, y luego se asentó en ciudades como Posadas (Misiones), San Martín de los Andes (Neuquén) y hasta Cartagena (Colombia) y San Pablo (Brasil).

Desde su fundación, el proyecto recolectó 60.000 kilos de alimentos. A pesar de que no es una iniciativa netamente tecnológica, gran parte de ese trabajo se realizó gracias al apoyo y la difusión que la propuesta recibió desde las redes sociales.

La Red de Bancos de Alimentos también trabaja en pos de esta problemática. Recientemente lanzaron esta campaña por el mes de la alimentación para generar conciencia en las redes y ayudar a quienes necesiten un plato de comida.

Estas son solo algunas de las iniciativas tecnológicas que existen hoy en día para ayudar a reducir el desperdicio de comida en el mundo. Si conocés más servicios como estos, compartilos en los comentarios.

Fuente: Intel y The Guardian

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Agustina Dergarabedian
18 octubre, 2017

Las máquinas no pueden soñar

El periodista Lalo Zanoni, especializado en tecnología e innovación y editor de la revista Forbes, presentó su libro Las …

Seguir leyendo //

¿Cuánto aumentaron los precios de smartphones?

El número de unidades vendidas de smartphones parece reducirse; de acuerdo con Counter Point Research, las ventas a nivel …

Seguir leyendo //

Siete tendencias en sabores que deleitarán 2019

Kerry enumera siete tendencias de sabores que estarán al alza en 2019 en América Latina Un estudio de esta …

Seguir leyendo //

Adjudicaron los Premios Samsung Innova 2018

Por segundo año consecutivo Samsung Innova premió a proyectos que buscan impactar positivamente a la sociedad, ocasión en que …

Seguir leyendo //